Evitar contracargos

La mejor forma de evitar contracargos es minimizar las probabilidades antes de empezar a aceptar pagos.

Los contracargos se producen cuando los clientes se ponen en contacto con la entidad emisora de su tarjeta de crédito o su banco para reclamar una transacción. Los contracargos pueden ser resultado de un malentendido o de un error, pero también de un fraude con una tarjeta de crédito robada.

Hay muchos otros motivos por los que los clientes pueden solicitar un contracargo, por ejemplo:

  • no haber autorizado el cobro
  • no reconocer el cargo o el comerciante que figura en el extracto de la tarjeta de crédito
  • habérsele cobrado erróneamente
  • creer que el producto o servicio difiere de las expectativas iniciales
  • no haber recibido el artículo solicitado

Si colabora con el cliente, podrán averiguar juntos lo ocurrido y resolver las diferencias. También puede minimizar el riesgo de contracargo si se organiza bien, si está disponible para sus clientes y si mantiene una relación transparente con ellos.

Si su cliente solicita un contracargo, normalmente la entidad emisora de la tarjeta de crédito o el banco reembolsará la transacción de inmediato. Una vez efectuada la reclamación, recibirá un correo electrónico por parte de Stripe en el que se incluirá toda la información. Stripe deducirá el importe reclamado y una comisión por contracargo de 15 $ de su cuenta el día después de la reclamación.

Si gana la reclamación por el contracargo, se le reembolsarán la cantidad reclamada y la comisión por contracargo de 15 $ en su cuenta bancaria. Consulte aquí cómo gestionar los contracargos.

Si incurre en demasiados contracargos, Invoice2go se verá obligado a cerrar su cuenta de pagos y deshabilitar la opción de aceptar pagos con tarjeta en el futuro.

A continuación se exponen los pasos más importantes para evitar contracargos:

  1. Informe de antemano a sus clientes
  • Sus cobros a los clientes figurarán como «*S*nombredesuempresa» en el extracto de cuenta. Asegúrese de que los clientes reconocen la razón social de su empresa en el extracto de cuenta haciéndolo constar en la factura o en el correo electrónico en el que la adjunte.
  • Las facturas en las que figure un nombre distinto a la razón social aumentan las posibilidades de contracargo.
  • Lleve el control de los correos electrónicos
  • Las facturas se envían desde su dispositivo, lo que significa que la carpeta de correos electrónicos enviados archiva automáticamente las facturas enviadas. Manténgalas a buen recaudo por si recibe un contracargo y debe documentar alguna transacción en concreto.
  • Si va a enviar facturas desde la web. que no incluye carpeta de enviados, asegúrese de incluirse en copia en las facturas enviadas.
  • Emplee un nombre inequívoco para sus productos y servicios
  • Al cobrar con tarjeta de crédito a sus clientes, asegúrese de que las facturas son fáciles de entender. Por ejemplo, si es electricista y va a facturar a un cliente, no emplee «as34sdB» como descripción del producto, sino «reparación de interruptor».
¿Tiene más preguntas? Enviar una solicitud